Ya es definitivo, la Federal Aviation Administration (FAA) prohibe oficialmente el Samsung Galaxy Note 7 en los vuelos aéreos. Considerando como un crimen volar con este aparato, en aplicación de la llamada “restricción de emergencia”, lo que significa un desastre para el lanzamiento del smartphone Galaxy Note 7 de la Compañía coreana.

La reputación de la marca se ve así gravemente amenazada con este revés a su producto estrella en dispositivos móviles

¿Prevalecerá la fidelidad al Galaxy Note 7 u optarán por el temido cambio a el iPhone 7?

galaxy-note-7

La caída de ventas en los dispositivos móviles de Apple supera el 5%

Mientras tanto, los datos de su mayor competidor en teléfonos móviles puntúan a la baja. Apple ha hecho públicos los datos económicos de su último trimestre, el primero desde que el iPhone 7 se puso a la venta, y las cifras no han superado el mismo periodo del año pasado, pese a la fuerte inversión en desarrollo tecnológico y marketing que han hecho para ello. Los 46.900 millones de dólares en ingresos le han supuesto unos beneficios de unos 9.000 millones de dólares. Las cifras de iPhone 7 no han hecho más que remarcar esta tendencia general en la Compañía californiana, con una caída del 5,3% con respecto a su predecesor.

El iPad también retrocede de 9,8 millones a 9,2 y la venta de ordenadores tampoco se ha salvado.

En total, una caída del 14,4% en los beneficios anuales que superan los 45.500 millones.

La compañía californiana Apple Inc.

En las cifras hechas públicas por Apple no se advierte ningún dato económico sobre las ventas del Apple Watch. Este hecho alimenta también la creencia de algunas fuentes que las ventas del dispositivo tampoco son nada esperanzadoras.

Sin embargo, el varapalo que ha supuesto para la reputación de Samsung el desastroso Galaxy Note 7 y las expectativas de algunos analistas, que siguen muy de cerca la evolución de la compañía de la manzana, creen que 2017 será el año que marcará la recuperación para el gigante Californiano.

Habrá que ver si la fidelidad de los clientes de Samsung es suficientemente fuerte como para esperar a la reacción de la Compañía coreana o aliviarán los datos de Apple para el 2017.

Quizás el esfuerzo del gigante asiático en acrecentar la diferencia con su competidor en aquello que desde siempre ha sido su talón de Aquiles, la duración de las baterías, les haya hecho, sin embargo, perder fuelle en la carrera en que ambos compiten.