jueves, agosto 13, 2020
16.1 C
Oviedo
Inicio Influencers Entendiendo el puzzle de TikTok

Entendiendo el puzzle de TikTok

Mi columna de esta semana en Invertia se titula «¿Es TikTok realmente peligrosa?» (pdf), y trata de aclarar qué razones llevan a la persecución en muchos países, instituciones y empresas de una app aparentemente trivial y escasamente trascendental en la que la gente se dedica a hacer vídeos, coreografías o lipsyncs. En paralelo, me llamó Lucile Gimberg, de Radio France International, y ha publicado algunas declaraciones mías sobre el mismo tema en «El mayor problema de TikTok es que trata a los menores como si no lo fueran» (pdf).
Dejando aparte las razones geopolíticas, que ya de por sí dan para todo un capítulo empezando por la lucha por la supremacía internacional con los Estados Unidos, las disputas fronterizas con India o la moralidad en los países musulmanes, el problema fundamental de TikTok está en su profunda irresponsabilidad con los usuarios menores de edad, y en su forma de normalizar patrones de conducta que no deberían ser entendidos como normales. TikTok genera un entorno en el que usuarios menores de edad – y me refiero con ello a verdaderos niños, de entre ocho y doce años – pueden ver cómo el hecho de bailar o actuar de manera más insinuante, enseñando más piel o de forma más extrema es habitualmente reconocido con más likes, más comentarios, más seguidores o más prestigio, en pos del ideal de alcanzar un supuesto estatus de influencer al que las marcas o la propia TikTok pagan por crear contenido. Hablamos de la teoría del aprendizaje social, y de cómo las personas aprenden nuevas conductas a través del refuerzo o castigo, o a través del aprendizaje observacional de los factores sociales de su entorno. Si las personas ven consecuencias aparentemente deseables y positivas en la conducta observada, es mucho más probable que la imiten y la tomen como modelo a seguir.
Así, lo que empieza siendo un pasatiempo, termina convirtiéndose en una especie de «razón de vida» que lleva a auténticos niños a considerar TikTok como el escenario en el que desarrollan lo que para ellos es la parte más importante de su actividad, más aún en situaciones especiales como el confinamiento derivado de una pandemia. Un rasgo de conducta que raya en un trastorno obsesivo, y que muchos padres no quieren ver hasta que se convierte en un problema.
¿Por qué hay tantos niños en TikTok? Simplemente, porque ByteDance se ha comportado de manera completamente irresponsable en este sentido, como prueban las sanciones a las que ha sido sometida por violar leyes como COPPA en los Estados Unidos. A raíz de esas sanciones, impuestas por permitir que usuarios de cualquier edad creasen cuenta en la app, TikTok diseñó un absurdo sistema que envía a los menores a un entorno restringido con más funciones de seguridad y privacidad, en el que los niños solo podrán ver videos seleccionados y apropiados para su edad, no podrán comentar, hacer búsquedas o subir sus propios videos. Ante esas restricciones, la inmensa mayoría de niños, dado que lo único que pide TikTok es una declaración de fecha de nacimiento, simplemente opta por mentir en su edad, exponiéndose a partir de ahí a una red en la que el sistema de recomendación ofrece su contenido a quienes han expresado una preferencia por vídeos protagonizados por niños, y en el que pueden enviarles comentarios libremente. Como veis, todo muy edificante.
TikTok es, fundamentalmente, eso. Una forma de obsesionar a niños para que generen contenido cada vez más provocativo o menos propio de su edad, para ofrecerlo a usuarios de cualquier edad que quieren verlo, y que les hacen sentir que son «estrellas». Si eso no te asusta, es o bien que no tienes hijos, o que eres profundamente irresponsable.
ByteDance puede estar teniendo problemas por el hecho de ser una app china o por encontrarse en un entorno geopolítico complejo, pero lo fundamental, lo que más importante me parece, es su irresponsabilidad en la gestión de los menores. ¿Por qué Microsoft se interesa por TikTok? Porque lógicamente, si eliminamos la influencia de un gobierno chino que puede reclamar por ley a la compañía los datos de sus usuarios en cualquier momento, y construimos un sistema que respete la privacidad de los menores, la app puede alcanzar una cuota de influencia importante en una edad en la que se generan muchas preferencias, como ocurrió con el precedente de Minecraft. Si ByteDance termina vendiendo, se arriesga a recibir el odio y el desprecio de unos usuarios chinos que procesan la operación en términos de nacionalismo. Y ahora, para terminar de ensuciar el panorama, surge un Donald Trump que reclama una especie de comisión por la operación, que por supuesto Microsoft debería rechazar incondicionalmente.
Un puzzle complicado con muchas variables, pero para mí, con una conclusión clara, especialmente dirigida a algunos padres que me habían preguntado sí, independientemente de las cuestiones geopolíticas que les pillaban más bien alejadas, debían dejar a sus niños usar TikTok: si eres adulto, obviamente, haz lo que te dé la gana, y da a las cuestiones geopolíticas la importancia que estimes oportuno. Pero si tienes hijos pequeños, trata de mantenerlos alejados de una red irresponsable que triunfa gracias a poner los contenidos que crean al alcance de personas que, seguramente, no estarías cómodo sabiendo que los consumen. Sinceramente, eso es lo que más me preocupa de TikTok. Si conocéis mi historial, escasamente puritano o mojigato, o mis consejos habituales de dejar que los niños utilicen smartphones desde pequeños, os aseguro que ambas cosa son completamente coherentes. Una cosa es que se acostumbren a una herramienta que van a tener que utilizar el resto de su vida, y otra que regalen unos contenidos en muchos casos muy poco apropiados a una red que, además, los administra de manera claramente peligrosa.

Ir a la fuente
Author: Enrique Dans

- Publicidad -

Most Popular

Qué intereses económicos hay detrás de Microsoft para comprar TikTok

Microsoft ha confirmado que ha iniciado conversaciones con la empresa china ByteDance para comprar las operaciones de su red social TikTok en parte del...